A través del Departamento Social de la Municipalidad de Curicó, el alcalde Javier Muñoz Riquelme entregó en comodato un catre clínico a la señora Hilda Fuentes, residente de Sarmiento. En la entrega también estuvo presente Estefhania Vidal, directora (s) de la Dirección de Desarrollo Comunitario.

Una ayuda significativa

Antonio Díaz Fuentes, hijo mayor de la beneficiada, expresó su gratitud: “Es una gran ayuda, porque estábamos tratando de asistirla en su inmovilidad. Ella no puede moverse por sí misma y, además, que ella es gordita nos costaba muchísimo a mis cuñadas, a mis hijas y mi esposa. Esta cama clínica es como que íbamos a pie y  alguien nos llevara en vehículo. Para nosotros es muy importante. Muchas gracias al alcalde y a todos ustedes. Estoy muy contento y agradecido con Dios por permitir que haya gente que haga estos gestos”.

Apoyo en el cuidado domiciliario

Rosa Díaz Cornejo, nieta mayor de la señora Hilda Fuentes, destacó la relevancia de esta ayuda, afirmando que es una herramienta que no es fácil de conseguir debido a su elevado costo, imposible de asumir con recursos propios.

“Hoy en día, la abuelita tiene necesidades especiales y no es autovalente, necesita apoyos para poder asistirse. Por lo tanto, la familia se está organizando para brindarle el cuidado diario necesario. Sin embargo, había mucha dificultad debido a la complejidad de su estado. Por lo tanto, tener una cama reclinable, que permite manejar su movimiento, de su trabajo diario de cuidados para nosotros es una ayuda fundamental para mantenerla en casa y cuidarla en domicilio adecuadamente”, dijo Rosa.

Para la familia, recibir esta ayuda es un alivio. Rosa manifestó: “Es un alivio, un apoyo fundamental para cuidar de nuestra abuelita en casa. Estamos muy agradecidos con nuestro alcalde, su comitiva, el asistente social y el equipo que nos acompañó en esta oportunidad. Su visita y apoyo son muy valorados”.

Compromiso con la comunidad

El alcalde Javier Muñoz Riquelme señaló que esta acción del Departamento Social busca aportar con un granito de arena y estar coordinados ante las diversas necesidades de la familia.

“Diariamente enfrentamos situaciones complejas, donde las familias a veces no cuentan con todos los elementos para atender adecuadamente a sus seres queridos, especialmente a los enfermos. En este caso, tenemos a esta abuelita que requiere un catre clínico para mantenerla en las mejores condiciones posibles. Así que hemos aportado con un granito de arena y seguimos coordinados para ayudar en lo que necesiten”, indicó el alcalde.

La entrega de este catre clínico es un ejemplo del compromiso de la Municipalidad de Curicó y su Departamento Social en apoyar a las familias que más lo necesitan, brindando recursos que mejoran la calidad de vida de los vecinos.

Compartir